La empresa Japonesa ISHIHARA SANGYO KAISHA LTD, cuyo rubro se centra en la fabricación y venta de productos químicos y agroquímicos industriales, presentó en Chile en el año 2011, una solicitud de patente de invención referida a un novedoso método para combatir la podredumbre blanda de una planta causada por la bacteria Erwinia carotovora, que comprendía aplicar el compuesto fluazinam (imagen), al suelo de cultivo de la planta sin mezclar en el suelo de cultivo.

Sin embargo, a finales del año 2015, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial resolvió rechazar la solicitud de patente debido a que no cumplía con el requisito de novedad. Luego de presentar un recurso de apelación y demostrarle a la autoridad competente que el análisis de novedad había sido efectuado de manera errónea, el Tribunal de Propiedad Industrial resolvió en abril del presente año, conceder la patente de invención bajo el número 54.099, revocando el fallo de primera instancia y acogiendo los argumentos presentados por  Covarrubias & Cía.