El  8 de mayo, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) reconsideró sus objeciones de fondo en contra de la solicitud de marca comercial GENESIS, basadas en la existencia de otras marcas “GENESIS” en la clase 7 y aceptó a registro la marca solicitada por Hyundai Motor Company, gracias a la defensa preparada por Covarrubias & Cía.

La automotora había solicitado el registro de las marca GENESIS para la clase 7, en la que se incluyen distintas partes de máquinas como tubos de escape para motores y filtros de aire, para proteger su línea de automóviles del mismo nombre.